El gran árbol del Rockefeller

Hablemos hoy acerca del Rockefeller Center Tree

Hablemos hoy acerca del Rockefeller Center Tree

Es de imaginarse que en muchos lugares del mundo hay gente con mucha pasión. Algunos más que otros, pero para la época de Navidad es cuando la pasión se apodera de un conglomerado grueso de personas que adoran la temporada.

Hoy hablaremos específicamente de la pasión que existe en los organizadores del uno de los Árboles de Navidad más emblemático de los EE UU. Pues, miles de personas acuden anualmente en el corazón de Nueva York en el día de Navidad solo para llenarse de la buena energía que emana desde el interior del Gran Árbol del Rockefeller Center.

El gran trabajo del árbol
Toda una trayectoria de vida para una linda tradición

Realmente es un árbol famoso conocido por personas de casi todo el mundo. Que, para llevar a cabo su encendido año tras año, se disponen de más de treinta mil bombillas de luz led, para ahorrar energía y asegurar el almacenamiento proveniente de la luz solar.  En el pleno corazón de la ciudad más grande de los Estados Unidos o como le dicen muchos, la Capital del Mundo. Bajo el pie del árbol, se extiende una gran pista de patinaje, que es el centro de euforia de grandes chicos.

Erigir este árbol, es casi un ritual que se lleva a cabo desde hace Setenta y Cinco años, una vez que se levanta, se le puede llamar a temporada formalmente Época Navideña.

Una época que llena de emoción a los cuatros confines de la tierra. Europa no escapa de esta gran emoción festiva navideña

Es otra historia el equipo que se encarga de dicho proyecto, pues con antelación cuidan que el medio de transporte, sea de la medida y el peso necesario. Luego escoger el árbol más sano, en la localidad al norte de los EEUU con Canadá. No debe medir menos de 20 metros de largo y 7.5 de radio. Generalmente se erige entre 23 metros y 2 metros. Las luces que lo cubren medidas en kilómetros se extienden aproximadamente 8 kilómetros de largo. En cuanto al trabajo, y a los preparativos. Estos se comienzan tres meses de antelación. Debido a que cuidan los más mínimos detalles, solo en función de que dicho árbol sea encendido en la última semana del mes de noviembre. Sin duda es toda una maquinaria que se mueve para darle a los neoyorquinos esta gran satisfacción. Bueno… No solo a ellos, si no, a todos los visitantes turistas del resto del país y el mundo entero.

Todo un equipo en el montaje
Todo un gran trabajo para alumbrar la Navidad de New York

Tarde a tarde para ir al Rockefeller Center

Todos los días cayendo la tarde, para ser exactos desde 5:30 pm hasta las 23:00 pm, excepto el día de Navidad, encienden sus luces. Con la intención de embellecer el lugar escogido, que atrae a grandes y chicos a pasar una linda noche de invierno. En Navidad claramente el árbol amanece encendido. El primero de enero de cada año las luces se apagan a las 21:00 pm.

-Cada lugar en el mundo tiene una bella tradición para celebrar la Navidad

Es otro cuento, el día en que el árbol es apagado hasta la próxima temporada, pues hay quienes se apersonan hasta el lugar, al igual que el día del encendido. Todos 7 de enero a las 21:00 pm, se apagan las luces hasta el próximo año.

Como ya lo habíamos dicho, encender este árbol, es una cosa que se denomina un verdadero espectáculo. La gente en New York, está consciente que ese día se abarrotan los alrededores, se estanca el tráfico, se paralizan las demás actividades en Manhattan. Pues al evento acuden personajes importantes de todos los ámbitos en los EE UU, se hace un desfile inaugural del Navidad. Se disponen muchos grupos cantores a entonar villancicos. El ayuntamiento colabora con pantallas y sonidos para que nadie se pierda este gran tinglado navideño. El cual sin duda está impregnado de mucho espíritu.

Miles acuden desde los confines del mundo
Y así este hermoso y gran árbol ilumina el cielo neoyorquino durante todo el mes de diciembre hasta el 7 de enero

El destino del Gran Abeto

Como dato curioso e importante. El destino del Abeto se compone en convertirse en madera de provecho para sortearla entre la gente de bajos recursos, para que puedan mejorar sus casas o construir algún espacio para vivir. Así que el gran árbol está destinado a alegrar a cualquier persona del planeta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *